Alice Guy films


No es intención de esta entrada del blog realizar un resumen de la vida de Alice Guy Blaché, sino resaltar la importancia de esta pionera del cine que durante decenios fue olvidada y apartada de los listados de los grandes maestros en los inicios del cine.

Los historiadores calculan que Alice Guy Blaché realizó entre seiscientas y mil películas. Sin embargo, ella misma, al morir a la edad de 95 años pensaba que sólo tres habían sobrevivido debido a la negligencia y/o como consecuencia del deterioro del nitrato de de celulosa (todas las películas realizadas antes de 1950 estaban fotografiadas en película de nitrato que producía una imagen de calidad pero que era altamente inflamable así como químicamente inestable).

No fue hasta finales de los años setenta, cuando las historiadoras feministas empezaron a reintegrar la obra de su vida en la historia y estudio del cine.

En 1885 Alice Guy empezó a trabajar como secretaria de León Gaumont, uno de los pioneros de la industria del cine, cuando su organización se dedicaba todavía a fabricar equipos de fotografía. Gaumont había conseguido perfeccionar la cámara de 60 mm de los Lumière si bien sin saber aún qué salida darle al aparato.

Fue Alice, a sus 23 años, quien pensó que se podría animar con historias los resultados del cinematógrafo para evitar la monotonía en la que estaban cayendo las proyecciones de los hermanos Lumière, y manifestó a Gaumont que lo que había que hacer con el cine era contar pequeñas historias. Se dice que Gaumont dijo: Como tú quieras, no es más que un juguete para niños. No huelga decir que Gaumont le permitió hacer el trabajo los domingos, para que no abandonara sus tareas como secretaria. Fue entonces cuando Alice realizó su primera película, La Fee aux Choux, y que se encuentra entre las primeras películas de ficción realizadas en la historia, después de El regador regado aunque poco antes de que Méliès empezara en el cine.

El éxito vino y Gaumont relevó a Alice de sus funciones de secretaria, encargándole la tarea de realizar las películas de la naciente industria cinematográfica Gaumont. Y entre sus méritos está el ser una de las primeras en utilizar efectos especiales, de ser guionista y directora de casi todas las películas Gaumont o, como ya he dicho, de ser una de los primeros en usar la cámara para contar historias. Algunos querrán ver en ella a la primera "mujer director", cuando lo cierto es que la importancia de Alice en la historia del cine no reside en su género sino en sus películas (por más que ser mujer en una industria dominada por hombres en aquel tiempo de finales del XIX y principios del XX no deje der resultar algo más que meritorio).

En otro momento volveré sobre la figura de Alice Guy Blaché. Hay mucho que decir sobre ella y aún mucho más por redescubrir. Esperemos que en los próximos años se sigan encontrando películas de esta pionera para comprender en toda su dimensión los comienzos del séptimo arte.

De momento veamos algunos ejemplos tempranos de su filmografía. Viéndolos uno no puede extrañarse que Alice Guy se esté convirtiendo en un icono de la lucha feminista, si bien hay que resaltar que Alice nunca pretendió ser feminista, al menos no de un modo ideologizado. En realidad Alice Guy fue una mujer cosmopolita, inteligente y de indudable talento, moviéndose en un terreno demasiado encorsetado, el único en el que podían moverse las mujeres de aquel entonces. Y aunque ella no se declarase feminista (muy al contrario) es indudable que su visión y sensibilidad femenina hacen únicas a sus películas, ya de por sí importantes en la historia del cine.

La Fee aux Choux (El hada de los repollos), 1896

Es la primera película de Alice Guy y una de las primeras en la historia en tener una trama. Trama que está basada en cuentos tradicionales del siglo XIX. Y es que mientras para el resto del mundo los niños venían de París gracias a una cigüeña, para los parisinos los niños venían de los repollos/coles (choux en francés)... gracias al hada de los repollos. Qué cosas.

El film fue realizado en el patio trasero de los laboratorios fotográficos Gaumont. La persona que interpreta el hada era amiga de Alice. Normalmente esta película es confundida con otra de similar argumento y realizada por Guy algunos años después, Sage-femme de prèmiere classe. En esta última trabajan tres actrices, si bien una de ellas, Alice, interpreta a un hombre.





Au bal de flore, 1900

Algunas y algunos quieren ver en estos bailes las primera manifestaciones lésbicas de la historia del cine. Aunque desde nuestra perspectiva podamos interpretarlo de esta forma, Alice tan solo jugaba con los roles, como en otras películas suyas, juego que de cualquier forma no puede dejar de interpretarse como muy adelantado a su tiempo.






La femme collante 1906

Una simple realización para un divertido film de humor absurdo.





Le resultant du feminisme, 1906

Una comedia más elaborada que la anterior y que presenta un mundo en el cual los hombres y mujeres han cambiado sus roles (hay que recordar que estamos en 1906) de forma que son los hombres los que sufren a las mujeres en la medida que estas sufren en la realidad a aquellos... y estos se rebelan.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante, muy bien hecho, enhorabuena.

Lic. Ines Torres dijo...

muchas gracias por el aporte!! muy interesante